Caso de Éxito: Naranjas Marisa

El crecimiento gradual del negocio digital de Marisa es un ejemplo de trabajo, esfuerzo y éxito. Desde el principio, hemos trabajado mano a mano como un gran equipo para lograr grandes resultados.

 

El inicio del proyecto.

Año 2010

 

Emprendí este proyecto online con la ayuda de la empresa dtscreativo, quienes, además de diseñar y programar mi página web, me ayudaron desde el primer momento a entender cómo funciona Internet, que en ese momento era totalmente desconocido para mi.

Marisa Sanchis

En 2010, Marisa tuvo una idea: vender sus productos locales por internet. Vio que otros comercios se habían lanzado a esta aventura y decidió formar parte de este movimiento. Confió en que internet era el futuro y podría convertirse en un gran aliado para su tienda.

Fue un inicio difícil. Cuando empiezas un proyecto, tienes que tomar decisiones importantes que juegan un papel fundamental en el desarrollo del negocio. Marisa decidió y ganó.

Esta pequeña frutería familiar empezó a dar sus primeros pasos en 2010, unos pasos lentos, pero acordes a sus necesidades ya que, sin apenas conocimiento del mundo digital, tuvimos que empezar a trabajar desde 0. Invirtieron tiempo y dinero en digitalizarse porque sabían desde el principio que en Internet se encontraba su futuro y que, en unos años, su ecommerce tendría sus frutos.

Naranjas Marisa empezó poco a poco. Vendiendo únicamente naranjas desde su página web, empezó a abrirse camino por La Vall d’Uixó, su localidad, y los alrededores. No obstante, sus esfuerzos iniciales se centraron en estrategias offline para que los clientes la conociesen bien a ella y a su producto.

Con mucho trabajo y constancia Marisa obtuvo sus primeros pedidos online. Esto solo fue el comienzo.

 

Los primeros resultados.

Año 2015

 

“El día a día ha sido y es, trabajar muy duro. Toda la familia nos estamos esforzando mucho.”

Marisa Sanchís

Cuando hay esfuerzo, hay resultados. Y Marisa los obtuvo con creces. Tras mucho trabajo en los primeros años (captación de nuevos clientes, fidelización de los que les compraban, desarrollo de nuevas estrategias…), su crecimiento empezó a ser cada vez más rápido.

A través de diferentes estrategias, Naranjas Marisa continuó con su evolución digital y abrió nuevos canales de comunicación. Sabían que sus clientes estaban presentes en redes sociales y, a través de su página de Facebook consiguió llegar a muchas más personas en toda España. Tras forjarse una gran comunidad de seguidores y clientes fieles, abrió más perfiles sociales para estar en constante contacto con todos ellos. Actualmente, las redes sociales son su principal canal de captación y fidelización. Hasta grandes celebridades como Óscar Higares (torero y actor) o Marisa Martín Blázquez (periodista y escritora) han comprado en su ecommerce.

 

Además, en 2015 obtuvo el Premio PayPal en los e-awards, el concurso de digitalización en cuya edición se presentaron casi 200 empresas de toda España. Todo el proceso de aprendizaje y digitalización de Marisa y su familia fue recompensado.

El aprendizaje constante.

Actualmente

 

“Lo que tengo actualmente es una respuesta al trabajo duro de todos estos años.”

Marisa Sanchís

Durante estos últimos años, el crecimiento de ventas de esta pequeña pero gran frutería familiar ha sido exponencial. No solo llega a todas las provincias de España, sino que también ha conseguido llegar a algunos países de Europa como Francia y Alemania.

En estos 10 años de proyecto, su página web ha pasado por 4 modificaciones, de manera que ha estado actualizada en el momento requerido, atendiendo a las necesidades de sus clientes. La estética también se ha adaptado, proporcionando imágenes fieles que respetan la calidad del producto…

En lo que respecta a Marisa, es una empresaria que sigue formándose e informándose. Por nuestra parte, no podemos estar más orgullosos de su trabajo, esfuerzo y compromiso. De no conocer apenas el mundo online, se ha convertido en una persona autosuficiente para gestionar sus canales y automatizar procesos que ayudan a ahorrar tiempo en tareas cruciales. Ahora conoce su terreno y sabe desenvolverse, y sigue contando con nosotros para el testeo y la ejecución de nuevas estrategias.

Su principal fuente de ingresos actualmente es la digital y desde que funciona a través de su ecommerce, asegura que las crisis no le afectan gracias a la plataforma digital.

 

Conclusiones.

 

“Me gustaría en un futuro poder vivir de este trabajo.”

Marisa Sanchís

Esta es una de las frases que marisa dijo en su entrevista con el Ajuntament de La Vall d’Uixó tras ganar el premio PayPal en 2015. Y podemos confirmar que ha conseguido su objetivo gracias a la digitalización de su comercio local.

Naranjas Marisa es todo un ejemplo de superación y éxito por parte de una persona comprometida que ama su trabajo. Quien invierte tiempo, esfuerzo y dinero en su proyecto, acaba obteniendo resultados, siendo el mayor de ellos, un gran aprendizaje.

¿Qué hemos aprendido de Naranjas Marisa?

 

  • Si quieres que tu proyecto tenga éxito, tienes que invertir: tiempo, esfuerzo y dinero. Nada que valga la pena es gratis.

  • Los inicios son difíciles, pero no tienes que desanimarte porque la recompensa siempre llega.

  • Tienes que ser muy proactivo, estar dispuesto a aprender lo que haga falta para seguir mejorando.

  • Fallar. La base de un buen aprendizaje es prueba-error y si quieres mejorar, tienes que fallar.

  • Analiza todas las acciones que lleves a cabo para saber qué es lo que te funciona de verdad y dónde estás invirtiendo un esfuerzo que realmente no vale la pena.

  • Hay que trabajar duro y ser muy constantes, teniendo clara tu meta y hasta dónde quieres llegar.

La transformación digital del comercio local.

Han pasado dos meses desde que dio comienzo esta crisis sanitaria que ha conllevado graves consecuencias para todos esos comercios y empresas que no se encontraban en el entorno digital. Dos meses que nos han servido para aprender una gran lección: debemos apostarlo todo al mundo digital.

Aquellas empresas que ya disponían de canales digitales que gozaban de actividad y buena gestión, han logrado mantener sus puertas abiertas al público y seguir funcionando, cada uno a su propio ritmo. Por el contrario, aquellos comercios y empresas cuyo único canal de venta era su local físico, se han visto gravemente afectadas por esta situación. Obligados a cerrar, se han visto forzados a buscar nuevas estrategias para mantener activos a sus clientes.


Hemos aprendido que el futuro será digital. Los comercios y empresas que no cuenten con estrategias digitales (además de sus estrategias offline), van a tenerlo difícil para mantenerse. El comportamiento del consumidor cambia cada vez más rápido y esta crisis no ha hecho más que acelerar esa evolución. Existen datos que confirman que el ecommerce ha doblado su crecimiento en España durante la crisis del coronavirus, favoreciendo a muchos sectores.

Sin embargo, también hemos aprendido que somos seres sociables, más de lo que esperábamos. No hemos podido evitar intercambiar más de una frase con los comerciantes cada vez que hemos ido a comprar: hemos compartido opiniones sobre la situación, hemos hablado sobre barrio, sobre la localidad… Hemos comprobado que los temas cotidianos que habíamos olvidado durante mucho tiempo por las prisas del día a día, nos dan mucha vida. Hemos vuelto a apreciar esas pequeñas cosas que nos aporta el comercio local: la atención, la cercanía, la empatía. Y estos pequeños, pero grandes detalles, nos han abierto los ojos.

 

Digitalizar el tejido empresarial local.

 

¿Por qué ser digital?

Los datos hablan por sí solos. Si la sociedad ya priorizaba algunas de las compras online por la comodidad que suponía realizar estas gestiones, el coronavirus ha reforzado este comportamiento.

Nuestros clientes están en Internet y nosotros, como negocio, debemos estar presentes donde nuestros clientes se encuentran. Tenemos que formar parte de su entorno, pertenecer a su círculo, estar en su conversación. Necesitamos disponer de un escenario ilimitado donde nuestros clientes puedan acudir 24/7.

Esta nueva realidad a la que nos enfrentamos no nos dice otra cosa sino: adaptación. Hoy en día todo se mueve a una velocidad vertiginosa y nuestra adaptación tiene que ser igual de rápida. Afortunadamente, internet ofrece una cantidad de herramientas accesibles para todos que, bien gestionadas, pueden jugar un papel fundamental en nuestra transformación digital y favorecer con creces nuestra presencia online como comercios y empresas locales.

 

Cómo se presentan los próximos meses en el comercio local

Nos encontramos ante un futuro incierto. Estamos enfrentándonos a una situación que no habíamos vivido antes y la reacción de las personas es poco previsible. Lo que sí sabemos con certeza es que se acercan unos meses de mucho trabajo. Unos meses en los que debemos prepararnos para enfrentar con fuerza los meses de verano.

La batalla de estos meses será dura, por eso hay que estar más preparados que nunca. Sabemos por experiencia que competir contra los grandes es muy difícil, pero el comercio y las empresas locales tienen algo que los grandes no tienen: servicio personalizado, la conciencia del trabajo, esfuerzo del día a día y el lado emocional.

El comercio local juega con ventaja: ahora están más unidos que nunca, los ciudadanos han tomado conciencia de la importancia de mantener vivas las calles y esa es nuestra tarea principal en estos próximos días.

Son meses cruciales para resurgir con fuerza, hay que mantenese unidos, colaborando los unos con los otros, para enfrentarnos a los próximos pasos. Aunar fuerzas y estrategias tanto físicas como digitales para llegar a todos los clientes y ofrecerles lo que realmente necesitan y buscan.